¿Hasta dónde retocar?

Hoy voy a tocar un tema peliagudo del que seguro habrá quien esté de acuerdo conmigo y quien no, así que como siempre voy a seguir haciendo amigos pasito a pasito. No voy a entrar a valorar cual es el mejor o cual debe seguirse, simplemente expresaré mi opinión al respecto.

Algunos de vosotros/as seréis partidarios de la imagen RAW o negativo inicial, otros/as como es mi caso preferiréis un retoque suave y bastantes (sobretodo las chicas-modelos que os veis mucho más guapas) os quedareis con el super-retoque, aunque luego alguien con mala leche os diga… PERO QUE GUAPA !!! NO PARECES TÚ.

ORIGINAL: Muy difícilmente será la imagen final que estamos deseando, ya no hablo sólo del tema de luz, color, tonos… que se pueden arreglar con el revelado del Raw, sino que la fotografía presentará por si misma detalles que no queremos o deseamos, con lo cual el retoque o el uso de programas del estilo Photoshop o Lightroom se hace tan necesario como imprescindible.

RETOQUE SUAVE: Como se puede apreciar, a la modelo se le han quitado impurezas en la piel, cabellos no deseados, volumen del cabello, énfasis en el maquillaje, ojeras y se han suavizado un poco las sombras demasiado fuertes, todo ello sin que la modelo pierda la textura de la piel. Estoy mostrando aquí un retoque básico (separación de frecuencias, Dogde & Burn) en el cual la modelo se reconoce a si misma y no se ha falseado la identidad o sus rasgos personales.

retoque

SUPER-RETOQUE: Alain Perdomo (propietario de los derechos de las dos imágenes) además de todo lo anterior, a su modelo le ha cambiado el color de los labios, le ha dado brillo y color a los ojos, le ha alargado la barbilla, le ha hecho los orificios de la nariz más pequeños, le ha estrechado la cara, perdiendo para mi gusto la modelo parte de sus rasgos personales o personalidad. Estos retoques por desgracia suelen exigirlo a menudo muchas editoriales y a menos que seas un gran profesional como Alain, tus retoques se verán demasiado. Me refiero a pieles alisadísimas, cuerpos licuados o modelos irreconocibles cuando te cruzas con ellas. Alain con seguridad me daría muchísimas clases de iluminación, de retoque en Photoshop, es un profesional que publica en muchas reconocidas revistas, que imparte cursos de iluminación, de retoque presencial o on-line y también alguna que otra masterclass, tiene su estilo propio que le ha llevado a ser uno de los más reconocidos fotógrafos españoles de estos tiempos. No es mi estilo, pero quizás si el tuyo, como dice el refrán, para gustos colores…

10549249_10152340204819332_5342509240071541513_o


Veamos aqui en cámara rápida como ha trabajado Alain este Beauty


Entonces ¿Qué debemos retocar? Siempre bajo mi punto de vista, en los tiempos que corren no se concibe una buena foto sin su retoque adecuado, siendo tan importante esta faceta como la propia iluminación de una escena o modelo. Lo que voy a explicar ahora es mi opinión personal y para nada pretendo que nadie cambie su forma de trabajar o retocar, todos tenemos o deberíamos tener en este arte o carrera profesional un proceso evolutivo y creo tan importante tenerlo como no alterarlo porque estancarte en un estilo de fotografía por bueno que creas que es (o eres), es la mejor forma de ver como la competencia te pasa y supera.

1.- Un buen trabajo de la maquilladora o peluquera reducirá nuestro uso del Photoshop, asimismo si la modelo cuida su piel también ahorraremos un montón de minutos retocando impurezas, y por si acaso… una buena luz frontal siempre nos ayudará a reducir volúmenes tales como las ojeras o sombras indeseadas.

2.- Si se hace necesario este retoque para conseguir un buen acabado de la fotografía (cosa que ocurre casi siempre, sobretodo en fotografía a modelos en exteriores), es importante no abusar del mismo. Aunque algunas veces las editoriales exigen que a la modelo se la vea perfecta, hay formas de retoque que no llegan a falsear a la misma perdiendo ésta su identidad. Sería aceptable un retoque que mime la luz, las imperfecciones de piel, los colores y tonos. No sería aceptable un retoque que falsee el cuerpo o rostro, que deje la piel como el culo de un bebé, que cambie el color de los ojos.

3.- Usar herramientas de suavizado de piel tales como Portaiture, etc.. no suele dar buen resultado a menos que domines muy bien su uso y lo sepas trabajar y combinar con distintas capas (luz, textura, color). Lo mejor es aprender a retocar pieles por el método de separación de frecuencias, que nos permite quitar esas impurezas sin perder texturas. En este tipo de retoque al ser en dos capas (alta y baja) podemos trabajar la luz, los volúmenes y el relieve sin alterar la textura de la piel de la modelo. Y si queremos trabajar las luces y sombras el mejor método es el de Dodge and Burn. De los dos podéis encontrar infinidad de tutoriales escritos en castellano en Google o tu buscador y también vídeos demostrativos en Vimeo o Youtube.

A mi entender se está desvirtuando la fotografía en si por el abuso de los programas informáticos, y se está convirtiendo el arte de hacer buenas fotos en la carrera por ser el mejor retocador fotográfico. Por desgracia, mucha gente valora o juzga tu trabajo por la belleza que desprende. Deciros que para mi las modelos no son feas o bonitas, es la percepción que tenemos de ellas lo que las cataloga. Con lo cual la hermosura depende de la subjetividad de quien observa las fotografías y de sus propios cánones de belleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *