Contrato derechos

Es común ver que alguien ha usado una foto o varias de nuestra propiedad para su uso particular o con finalidad económica, para hacerse publicidad o para vender algún producto. Otras veces son los mismos fotógrafos los que usan nuestras fotos como si fueras suyas, o modelos que retocan a su gusto las fotografías que pasamos horas retocando nosotros. Ante esto, ¿Sabemos cómo protegernos de estas acciones?

Primero de todo hay que tener muy claro que cualquier fotografía que hacemos tiene sus derechos de autor. Ante un tribunal el simple hecho de que la cámara incluya en la información de las fotografías (EXIF) nuestra autoría reforzará que la imagen tiene un autor reconocido, si a ello sumamos que tenemos en nuestro poder el negativo de la misma (RAW) no hay duda alguna que la imagen es de nuestra propiedad. Pero claro, en los retratos además participa un/a modelo con lo cual ellos también tienen sus derechos de imagen y no podemos explotarlos sin su consentimiento.

Contratos de intercambio Fotógrafo-Modelo

Cuando hacemos una sesión fotográfica a un/a modelo y deseamos usar esas fotografías para exponerlas, ya no sólo en redes sociales si no en nuestra propia página web, es imprescindible hacer el traspaso de los derechos tanto si es una sesión de pago como un intercambio sin contraprestación monetaria. Una fotografía tiene varios derechos inherentes, entre ellos el de autoría, el de imagen o los comerciales.

Está claro que en estos casos todo el mundo trabaja o aporta gratis, con lo cual es imprescindible tener a mano un contrato en condiciones, puesto que al ser gratuito cualquiera podría echarse atrás de sus decisiones o creer que al no haber contraprestación económica puede usar las fotografías como le venga en gana. Debe especificar muy bien los derechos que corresponden a cada una de las partes, los de autoría, imagen, explotación, uso, cesión, promoción etc…

Al final de este artículo tenéis en formato PDF el que yo uso para sesiones en las que deseo exponer en redes sociales o en mi propia página personal alguna imagen obtenida. Si no vais a exponer las imágenes en ninguna parte, no es necesario que se firme ningún contrato.

Contratos en sesiones remuneradas.

Desde el momento en que un/a cliente nos remunera el trabajo (90% casos) adquiere los derechos de autor y puede usar esas imágenes para el fin que han sido hechas y cobradas, recuerdo que los derechos de autor no los perdemos nunca. La importancia del contrato reside en que no las use para otros fines. Por poner dos ejemplos: 1) Si hacemos una sesión o test a un/a modelo para su promoción, no es lo mismo, ni tiene el mismo precio que si luego esas fotografías van para una editorial de moda. 2) Si hacemos una sesión con cierta marca de ropa que le han prestado para la ocasión el precio no es el mismo que si esa marca luego usa las fotografías para su publicidad o catálogos.

Normalmente una revista o publicación siempre hará firmar al fotógrafo, modelo, estilista, etc.. al principio de la relación laboral un contrato de cesión de derechos para poder usar esas imágenes como les plazca. En ese contrato deberá constar el precio que han pagado para poder publicarlas, el precio de cesión a otras revistas o magazines ajenos a su grupo editorial, o incluso si se reservan el derecho a vender o ceder las imágenes que hemos tomado. Todos estos entresijos harán que varíe el precio que vamos a cobrar por ese trabajo.

Contratos de exclusividad con agencias

El/la modelo puede mediante un contrato quedar vinculado/a a un agencia o una marca y no permitírsele trabajar o ceder su imagen a empresas que se consideren competencia directa. Las agencias de modelos pueden captar o apadrinar a un/a modelo con gran potencial , en estos casos la agencia hace firmar al modelo un contrato de “lealtad” por un periodo de tiempo determinado, durante el cual el/la modelo no podrá pertenecer a otra agencia, ceder su imagen o trabajar por libre sin que la agencia autorice a ello.

Se da el caso de agencias de modelos “madre”, las cuales captan, forman y guían a sus modelos desde los comienzos, estas agencias pueden tener un contrato de exclusividad con los/las modelos, pero gracias a sus relaciones con agencias internacionales o de gran prestigio mundial se permite la cesión de sus modelos a dichas agencias. Trabajar y unirse a una “agencia madre” de calidad es de las mejores inversiones que puede hacer un/a modelo principiante, ya que la formación de un/a modelo profesional no es gratis y conlleva muchos gastos tanto para la agencia que la forma  como para el/la modelo.

Contratos de exclusividad con marcas

La restricción es absoluta,  la modelo no puede hacer otros trabajos, ya que el cliente desea que la imagen de el/la modelo de su marca sea exclusiva y no se vincule con otras marcas, productos o servicios. Esto obviamente tiene sus pros y sus contras, el pro es que la marca te puede contratar por un buen salario, las contras pueden ser muchas pero la principal es la sensación y realidad de estar atado al 100% a una empresa que gestiona tu imagen de la manera que ellos creen oportuno.

Cláusulas adicionales

En los contratos pueden figurar unas cláusulas adicionales que yo recomiendo ya que de un año a otro puede variar el pensamiento de ese/a modelo respecto a la sesión, su contenido y su publicación, por ello es imprescindible para proteger esa cesión de derechos que el contrato incluya estas cláusulas:

a) Que no haya limitación de cesión en el tiempo ni ámbito geográfico.
b) Que en caso de menores si se produce divorcio de los padres no pueda revocarse por parte de alguno de los mismos.
c) El fin o uso de dichas imágenes así como su posible venta por parte del fotógrafo o de el/la modelo.
d) La imposibilidad de rescindir el contrato sin una contraprestación económica en caso de trabajos de intercambio gratuitos por el tiempo empleado y los perjuicios ocasionados.

AQUI os dejo un contrato en blanco, es mi modelo de contrato base y creo que contiene todo o casi todo lo que tiene que tener (soy abogado laboralista), es el que uso tanto para sesiones remuneradas como de intercambio y que me permite poder publicar las fotografías en redes sociales o en mi página personal, además también incluye los derechos del modelo y un par de cláusulas restrictivas de mal uso, espero que os sirva. Si tenéis alguna duda podéis comentar o exponerla aquí abajo que gustosamente os contestaré. Y ya sabéis, si os gusta el artículo comentarlo y compartirlo. Un saludo.

4 Comentarios to "Contrato derechos"
  • Me gusta la información, es detallada e interesante. No pertenezco al campo de las agencias pero si me gusta la fotografía y me gustaría pintar modelos de desnudos, y es aquí donde podría emplear ésta información. Gracias

    Responder
  • Hola! Y en caso de que NO haya contrato entre el fotógrafo y la agencia, la agencia puede reclamar al fotógrafo imágenes subidas a una red social?
    En caso de que se haya firmado un contrato entre una agencia y el modelo, este puede realizar intercambios con fotógrafos?

    Responder
    • La imágenes siempre pertenecen al fotógrafo, excepto si la agencia o la modelo ha pagado con lo cual el fotógrafo necesita permiso expreso para publicarlas y la agencia o modelo puede publicarlas aunque no nombren al fotógrafo, pués han pagado por el servicio. En los casos de intercambios todos tienen derecho de publicación mientras sea para promoción personal y no sean utilizadas en beneficio económico. En caso de contratos firmados entre agencias y modelos depende del tipo de contrato, hay agencias con contratos de exclusividad y otras que permiten que incluso pertenezcas a otras agencias. Espero haber resuelto tus dudas Rebeca. Un saludo.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *