10 Consejos para 2016

Como fotógrafos nos enfrentamos a desafíos día tras día, pero una de las facetas más duras de nuestro trabajo está al planificar los proyectos. Independientemente de la experiencia, cuando una modelo da pasos delante de tu óptica por primera vez es normal que ella espere un poco de dirección de tu parte. Todo depende de ti para dar esa orientación adecuada, de lo contrario tus imágenes se quedarán cortas. No hay nada más incómodo que una modelo despistada y un fotógrafo tranquilo. El resultado final no sólo depende de ti y de la modelo, también depende de tus asistentes, estilistas y maquilladoras. Es mucha presión, pero una gran imagen puede ser capturada siguiendo algunas “reglas del juego”.

Lo he visto una y otra vez, el primer instinto de una modelo novata es colocar la mano sobre su cadera y elevar al cielo la barbilla y dar algún tipo de expresión al estilo mirada perdida. Error, el modo de modelo, ¿no? Incorrecto. La mano en la cadera apesta (está ya muy visto) y la barbilla en alto puede alargar el cuello, pero no hace nada para ayudar a la línea de la mandíbula. Hay una manera correcta, pero evidentemente tú deberás tomar el mando.

portrait

1.- Las poses y el estado de ánimo
Haz una investigación de antemano y planifica en consecuencia. Busca poses que te inspiren (fotos de otros) y haz que tu modelo emule esas poses sin copiarlas. También es necesario mantener cierta inspiración permanente, fíjate en los anuncios de revistas como Vogue, W, Glamour o V Magazine. Utiliza las herramientas digitales de búsqueda como Google o Pinterest para guardar las imágenes que más te influyan, organízalas en carpetas o tableros con nombres como “poses”, “cabello”, “maquillajes” o “luces”.

2.- Seguir la nariz
Todos los modelos aficionados sienten al instante la necesidad de mantener los ojos mirando a la cámara, pero también es bueno un estilo contrario. Una modelo mirando fuera de cámara, juega con una estética estructurada. Constantemente predico “sigue tu nariz con los ojos”, ya que eso reduce la cantidad de blanco en el ojo y elimina la incómoda vista girada del glóbulo ocular. Además, siempre que quiero puedo ver el color, contraste y captura de las luces en los ojos, si el modelo se limita a seguir la nariz las luces y los colores utilizados para la captura estarán allí.

sigue_tus_ojos

3.- Jugar con los hombros
Muchas veces los hombros se pasan por alto, pero juegan un papel crucial en la elaboración de la cara de una modelo. Hacer mover el hombro y echarlo hacia adelante puede provocar una gran diferencia, sobre todo en el trabajo de belleza. Tan sólo levantando un hombro más alto que otro agregará dimensión y fuerza a la imagen.

4.- Barbilla fuera y hacia abajo
Una cámara sólo puede ver en dos dimensiones, es decir, una fotografía no es tridimensional. Por lo tanto, cuando una modelo empuja la barbilla hacia adelante y luego hacia abajo, se enfrenta directamente a la cámara. Desde la perspectiva de los fotógrafos la línea de la mandíbula se extiende y se forman líneas más fuertes. Sin embargo, si el modelo se mueve a su perfil lateral en esta pose, parecerá una tortuga que empuja su cabeza fuera de la concha. Se sentirá muy incómoda, así que ten cuidado con el torso y la postura antes de pedir que lleven la barbilla hacia fuera y hacia abajo.

barbilla

5.- Abrir la boca
Se puede establecer un estado de ánimo y conseguir una fotografía completamente diferente. Con la boca cerrada, la línea de la mandíbula aprieta y añade un peso extra a los lados de la cara. También puede dar una energía negativa a la imagen y provocar una mirada neutra y aburrida. Con la boca ligeramente abierta, la mandíbula se alarga y la imagen da al espectador una sutil invitación a su propia intimidad.

6.- Los pies
En la fotografía de moda, los zapatos son una pieza fundamental para el vestuario. Pero, a menudo se pasan por alto, porque las piernas y los pies nunca son fáciles para posar. Así, muchos fotógrafos evitan el disparo de cuerpo completo y van por una imagen de tres cuartos. Pero, cuando se tiene que capturar el cuerpo y los zapatos, la implementación de movimiento es vital; haz que tu modelo salte, de un paseo, corra o agite los pies. Un punto de partida fácil es caminar hacia adelante o que vaya y venga de una manera seguida.

7.- Manos del ballet
Cogí este término de una de mis fotógrafas favoritas “Sue Bryce”. Ella tiene una manera muy personal de presentar a las mujeres que no tienen experiencia; sus imágenes son etéreas pero reales. Las manos son uno de los aspectos más desafiantes de presentar y pueden hacer o deshacer una imagen si se muestran de forma incorrecta. La modelo debe relajar sus manos como si estuviera en una clase de ballet, extendiendo los dedos suavemente, como si estuvieran rotos ligeramente en las uniones. A partir de ahí, dependiendo de la estética de la sesión, las manos deben colocarse en una posición que trabaje con la imagen. Bajo la barbilla, sobre el hombro, a un lado o por el pelo son algunas posiciones comunes para las manos.

large542415

8.- Sutilezas
“Una diferencia muy sutil puede conseguir que una imagen sea buena o no.” – (Annie Leibovitz). Es verdad; todo está en los detalles sutiles. Es importante que la modelo se mueva lentamente, los grandes movimientos y gestos pueden tener un impacto negativo. Cuando se bloquea una postura que resulta genial, la última cosa que quieres es que la modelo haga un cambio drástico en su cuerpo o en su cara. Así, que es importante condicionar a la modelo para que haga pequeños pasos y solamente pequeñas diferencias en los gestos.

_dsc4222_0

9.- Ve despacio y habla
Un error común cometido por muchos fotógrafos de retrato está al ignorar por completo su propia altura y fotografiar a una modelo desde arriba o a la altura de los ojos, cuando se toman fotografías de tres cuartos o de cuerpo completo, o se dispara alto. Bajar tu postura no sólo aumenta la altura de la modelo, también crea una mirada más dramática a la imagen. Si no estás hablando y no estás dirigiendo, no estás fotografiando. Juega con la confianza de la modelo y después de cada 2 a 3 series de disparos dirígele una palabra, como “fabulosa, grande, hermosa, excelente o genial.” Sí, aunque no lo creas, esto realmente funciona.

10.- Mirar la pantalla
El hábito de revisar todas las fotos que vas tomando en la pantalla de la cámara inmediatamente después de la captura no es aconsejable. Este hábito mortal, puede matar la energía de la modelo de golpe y lo he visto de primera mano en innumerables ocasiones. El fotógrafo toma una fotografía, y la mira en la parte posterior de la cámara. Durante este tiempo la modelo se está aburriendo y pierde energía, se está cuestionando tu confianza y preguntándose lo que estarás viendo. Si tienes que comprobar la pantalla, habla con la modelo al mismo tiempo y dile palabras positivas sobre su trabajo.

Tu misión como fotógrafo es crear impresionantes imágenes y vender un producto. Para lograr tales imágenes, es necesario centrarse en la formación de líneas; no sólo en las líneas del encuadre, sino también en las líneas del cuerpo. Dirige a tu modelo para que utilice sus piernas para complementar las líneas paralelas de los brazos o use las manos para formar figuras que rodeen su cuerpo. Presta mucha atención, las líneas son una pieza crucial del rompecabezas. Ten confianza en lo que le dices e indicas a tu modelo y si no funciona pasa a otra pose. Experimenta y habla. Conecta con tu modelo y se paciente, porque a menos que estés trabajando con Coco Rocha, si dejas de hablar, jamás conseguirás que consiga una pose perfecta.

3 Comentarios to "10 Consejos para 2016"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *